Las 5 ventajas de una cooperativa de desarrollo de software.

Somos Redjar. Una cooperativa de desarrollo de software. Nacimos a partir del gran sueño de un conjunto de desarrolladores que quisieron torcer lo establecido en el ámbito de la programación y el código. 

Hoy tenemos en camino grandes proyectos que transforman día a día nuestra sociedad y estamos potenciando a más de 90.000 personas con nuestros trabajos y desarrollos. Algunos de estos son muy visibles, otros se aplican tras bambalinas y garantizan facilidades para empresas, comercios y emprendedores de toda nuestra región. Pero, ¿Por qué pudimos y podemos hacer esto? Por 5 ventajas que nos dio ser una cooperativa de software.

Desarrollo de Software

1. Trabajo en Equipo.

En las cooperativas de desarrollo de software se trabaja en equipo. Esto, aunque parezca obvio, es determinante. 

En muchas búsquedas actuales se solicitan desarrolladores/as con grandes y diversas características que son muy difícil de conseguirlas todas.

El trabajo en equipo cooperativo permite que un desarrollador con características determinadas tenga el soporte de otro compañero con otro conocimiento.

Esto permite combinaciones asombrosas que elevan el potencial de desarrollo (sobre todo la inversión del cliente)

Con esta lógica cooperativa no solo un desarrollador mejora, sino que una cooperativa se puede asociar a otra y explotar su potencial.

Cooperativa de Desarrollo

2. Constante formación de asociados.

El mundo de la programación está en constante actualización. Nuevos lenguajes, actualizaciones, frameworks, etc. salen a disponibilidad todos los días para resolver problemas complejos.

Las cooperativas, a su vez, se establecen sobre una igualdad entre todos sus miembros por lo que también ofrecen capacitaciones internas para poner en común conocimientos sobre nuevas tecnologías y herramientas.

Por este método, el conocimiento deja de ser tesoro individual para ser patrimonio colectivo, potenciando y haciendo crecer a todas y todos los miembros de la misma.

Las prácticas más habituales en las cooperativas, son las exposiciones de los miembros sobre temas específicos.

Cada miembro expone un tema y plantea un desafío nuevo al grupo, generando potencialidades nuevas.

Análisis cooperativo

3. Toma de desiciónes en equipo

Las cooperativas tienen como origen la organización en base a asociados iguales que toman definiciones.

Este principio es muy distinto a la lógica de un ordenamiento jerárquico vertical. Esto no quiere decir que no haya responsabilidades mayores para algunos miembros ni que cada asociado pueda hacer lo que desee todo el tiempo. 

Significa que en la cooperativa se planifica colectivamente entre todos sus asociados, lo que permite que haya un consenso y una focalización mucho mayor en los objetivos, ya que todos son parte de este proceso.

Siempre es bueno recordar el viejo dicho del filósofo chino Confucio: “me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí”.

Trabajo en Equipo

4. Pertenencia al proyecto.

Una de las ventajas más significativas del trabajo cooperativo tiene que ver con la pertenencia al proyecto y la sustentabilidad del mismo.

Los miembros de la cooperativa, por la definición colectiva de los objetivos y proyectos a abordar, se comprometen 100% con el mismo. Pero no solamente se genera esto, que (increíblemente) acelera procesos de entrega de proyectos.

También, cada cooperativa tiende a mejorar el producto agregando su propio valor agregado (fingerprint). Así, añadiendo calidad al resultado final, se obtiene un mejor producto final y una experiencia personalizada para el cliente.

Huella de desarrollo

5. Excelencia, más económica.

Quizás el punto más relevante para quienes lean este artículo sea el que desarrollaremos a continuación.

En las estructuras jerárquicas de trabajos, en la mayoría de ellas, mucho de los costos, que son añadidos al precio final del producto, tienen que ver con costos logísticos, jerárquicos y que no directamente tienen que ver con el desarrollo del producto.

Las cooperativas son organizaciones que saltean estructuras jerárquicas que suman costos y, por lo tanto, hacen que el producto deseado por el cliente sea de un valor mucho más bajo.

En Redjar. al ser una cooperativa de desarrollo de software, estas estructuras están simplificadas. Eso quiere decir que el precio final de los diferentes servicios están un 15% más bajo que la media del mercado. Esto permite que muchos emprendimientos, comercios y empresas puedan acceder al desarrollo de software y tengan una herramienta para poder competir ante las necesidades que hoy existen.

Todo esto sin perder la calidad que otorga el trabajo en equipo y la formación constante. Lo económico no siempre es lo de menor calidad. En las cooperativas es lo contrario.

Progreso en desarrollo

Autor del artículo.

Un equipo que tiene un objetivo claro, va a llegar a la meta más rápido y de manera más solida que un conjunto de individualidades.

El #FactorX en una cooperativa, es el convencimiento sobre el proyecto que se lleva adelante y el horizonte hacia donde se camina.

Vale más un equipo convencido y unido que los mejores desarrolladores separados y compitiendo entre si.

Manuel Leiva

Lead account manager - Redjar.

Etiquetas: